¿Es fácil decorar una habitación infantil? Esta pregunta se la formulan muchos padres a la hora de tomar las primeras decisiones en lo que respecta a la habitación de su bebé. Desde luego, en general las habitaciones infantiles no son algo en lo que tengamos mucha experiencia decorándolas.

De hecho, es tan grande la falta de interés y de atención a las habitaciones infantiles que, si te das cuenta, ¡Las revistas de decoración apenas las mencionan! Por eso, es normal que muchos padres y madres se sientan totalmente perdidos a la hora de decorar por primera vez la habitación infantil de su bebé. ¿Qué hacer? ¿Cómo deben ser las persianas? ¿Cómo hacer para no gastarme un dineral?

En este artículo intentaremos darte algunos consejos para que la habitación infantil de tu bebé sea un éxito absoluto. Y que lo sea no sólo desde un punto de vista estético sino, también, desde un punto de vista del pragmatismo y del uso que le vas a dar. ¿De qué sirve una habitación infantil para bebés bonita si luego no es práctica?

  • Consejos para decorar una habitación infantil para bebés

Uno de los mejores consejos y que con el tiempo más aprecian los padres es que, en lo que se refiere a decoración de habitaciones infantiles… ¡Mas es menos! No intentes sobrecargar la habitación de tu hijo o hija, puesto que, a medida que crecen, acabarán teniendo infinidad de peluches, juguetes, libros… y cantidad de cosas. ¿Sabes que ya antes de nacer estas cosas se cuentan por decenas? ¡Imagínate en un par de años!

Otra cosa que puedes hacer para que tu habitación infantil para bebés esté perfectamente diseñada es optar por los colores suaves. ¿Te has preguntado por qué tantas habitaciones infantiles optan por los colores suaves? La respuesta es muy sencilla: los colores demasiado vivos pueden acabar excitando a los niños… Y evitar que se duerman o que estén particularmente activos.

Dormitorio juvenil blanco y fucsia.

Además, otro consejo importante a la hora de montar una habitación infantil para bebés es tener en cuenta el hecho de que nuestro hijo o hija no siempre será un bebé. ¿Qué quiere decir esto? Pues que no podemos abusar de los motivos específicos de bebés. Nuestros hijos crecen y pasan de querer dibujos de ositos en sus habitaciones a preferir posters de superhéroes. No inviertas demasiado en algo que va a ser bastante efímero.

Si no tienes parquet o tarima flotante y el suelo de la habitación es frío, no olvides poner una gran alfombra. No sólo mejorará la comodidad de nuestro bebé sino que, en ocasiones, podrá jugar con ellas. Y es que hay alfombras que representan ciudades con sus calles en las que nuestro hijo o hija podrá jugar con sus coches.

Habitación infantil pukka con vinilos decorativos

Finalmente, otro consejo que debes tener en cuenta es que la habitación debe contar con todo lo que tu bebé necesita. Esto es, debes pensar cómo instalar un cambiador (o contar con uno de quita y pon) y, también, prever la manera en la que pueda haber elementos como silla y mesa con los que nuestro bebé pueda aprender a dibujar, pintar y estudiar.

Cuna convertida en cama, cajones con cambiador

Externos:
https://www.esquire.com/es/trabajo/a15854949/trucos-para-dinero-al-mes/ trucos ahorrar dinero

Imagen portada:
pixabay.com

Otros


Entradas
Anterior:

Pin It on Pinterest