La habitación de los más pequeños suele ser una de las partes de la casa con más vida. En ella hay juguetes, cuadros y peluches, por lo que elegir el color de la habitación también es importante. Está demostrado que los colores ejercen cierta influencia en las personas  y tienen efecto, por lo menos, en una parte de nuestro comportamiento. Por eso no todos los colores están recomendados para los más pequeños.

Para decorar la habitación infantil y elegir el color de sus paredes, merece la pena detenerse a conocer más cosas sobre el lenguaje de los colores y los posibles efectos que traen consigo. Muchos colores pueden traer la armonía a la habitación infantil y así generar un buen estado anímico en los más pequeños.

Consejos para habitaciones infantiles:

[1] Calidez: el objetivo es conseguir un ambiente cálido y agradable por lo que los colores suaves son los más indicados.

Cama con dosel

[2] Busca un color y combina la habitación en el mismo tono: de esta forma los contrastes no serán grandes y se respetará la armonía.

Combinar el color de los muebles en habitación juvenil

Combinar el color de los muebles con el de las paredes

[3] Mira el tamaño de la habitación infantil: Si la habitación es pequeña lo mejor es poner tonos pastel que harán un buen efecto óptico en la misma.

Cuna con ruedas y habitación con vinilos decorativos 2 colores

Vinilos decorativos a 2 colores de animales par habitación infantil.

[4] Divide los espacios: otra forma de elegir el color de la habitación infantil es dividir la misma en espacios. De esta forma se pueden elegir dos colores que combinen, (un crema con un tostado por ejemplo) y que cada color divida la habitación en dos zonas, como la zona de descanso y la de juego.

[5] Mira el suelo: si el suelo es de un color muy fuerte, lo mejor es pintar las paredes de la habitación infantil de un color claro y suave para quitar peso a la habitación.

[6] Nunca elijas el color negro: El negro es el color opuesto a la luz, tiene multitud de connotaciones creativas y además hará que la habitación infantil presente un efecto lúgubre.

[7] Colores fríos: Los colores denominados “fríos” como el azul y el violeta son colores muy relajantes, además estas gamas estimulan la concentración.

Litera con 2 azules

Litera con 2 tonos azules

[8] Poca luz: Si la habitación infantil no es luminosa los mejores colores son el amarillo y el naranja que aportan luz al cuarto.

Habitación 2 tamaños de cama, infantil y juvenil.

Habitación juvenil e infantil infinity02. Via jotajotape

[9] Atender al techo: el techo es una parte importante, para que la habitación infantil parezca más amplia es aconsejable no pintar el techo de cualquier otro color que no sea blanco.

[10] Tonos pastel, los más sencillos: los tonos pastel dan una sensación acolchada la habitación, por lo que son muy recomendables.

Habitación juvenil colores pastel

Colores pastel (color celeste) en muebles juveniles aportan tranquilidad a la habitación.

Otros


Entradas
Anterior:

Pin It on Pinterest